lunes, 29 de febrero de 2016

Bocadillo de albóndigas caseras con salsa de tomate

¡HOLAA! Cuánto tiempo sin saber nada de nosotros, ¿eh? Estamos muy ocupados últimamente, pero queremos seguir subiendo recetas deliciosas y fáciles, como siempre :P ¡Al lío pues!.

Hoy toca bocadillo de albóndigas (caseras, por supuesto), que es algo que siempre hemos querido hacer porque nos encantan las albóndigas y los bocadillos, así que juntos es imposible que no sea DELICIOSO.

Esperamos que os guste tanto como a nosotros, que estamos deseando repetir. ¡Riquísimo!


Ingredientes (2 personas):
 · 300-400 gr de carne picada de ternera (en función de cómo comáis)
 · 1 lata de tomate entero pelado (400 gr)
 · 1 bote de pimientos del piquillo en tiras (220 gr)
 · 2-3 patatas grandes
 · 1 cebolla
 · Mezcla de brotes tiernos (o mezcla de lechugas)
 · 1 buen trozo de bacon
 · 1 barra de pan
 · 1 huevo
 · 1 diente de ajo
 · Queso en polvo
 · Pan rallado
 · Aceite de oliva
 · Vinagre balsámico de módena (para un toque ácido ligero en la salsa)
 · Unas gotas de vuestra salsa picante favorita
 · Ajo en polvo
 · Pimentón picante
 · Pimienta
 · Sal


Preparación:
Primero, pelamos y cortamos en juliana la cebolla y cortamos en tiras no muy gruesas el taco de bacon. Lo sofreímos en una olla con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal.

Mientras se sofríe (movedlo de vez en cuando), vamos a preparar nuestras albóndigas.
En un recipiente adecuado, echamos la carne picada junto con el huevo, ajo en polvo, 1 cda. aproximadamente de pan rallado (en función de la textura que queráis), queso en polvo, una pizca de pimentón, pimienta y sal. O las especias que prefiráis.

Mezclamos bien con las manos y vamos formando las albóndigas, no muy pequeñas, pero que quepan bien en la barra de pan.

Cuando esté bien sofrita la cebolla y el bacon, retiramos una buena cucharada y reservamos para más tarde.
Colocamos cuidadosamente las albóndigas en la olla, con la cebolla y el bacon que no hayamos retirado. Movemos de vez en cuando con cuidado para que las albóndigas no se rompan. Cuando estén doradas totalmente (que no quemadas ni crudas), añadimos vino blanco hasta cubrir las albóndigas por la mitad y dejamos que se cocinen a fuego medio durante unos 10-15 minutos, moviendo de vez en cuando.

El acohol evaporará y dará buen sabor, además quedarán super tiernas las albóndigas.

Mientras que las albóndigas están haciéndose en el vino, vamos a preparar la salsa de tomate.
En un recipiente adecuado para batir (o en la misma batidora si no usáis una de mano), echamos la lata de tomate entero pelado, el bote de pimientos del piquillo, el diente de ajo pelado, un chorrito de vinagre balsámico de módena, salsa picante al gusto, un chorrito de aceite de oliva, una pizca de sal y la cucharada de bacon y cebolla que reservamos anteriormente.

Batimos bien e incorporamos la salsa a la olla, si ya han pasado los 10-15 minutos. Tapamos y dejamos cocer a fuego suave-medio otros 10-15 minutos, moviendo de vez en cuando.

Mientras que terminan de hacerse las albóndigas, freímos las patatas fritas, cortadas en tiras; y preparamos el pan para montar el bocadillo.
Nosotros hemos cortado la barra de pan en dos y hemos untado mayonesa, pero podéis utilizar otra salsa o ninguna.

Cuando las albóndigas estén listas, las colocamos en el pan y cubrimos generosamente con la salsa. Solo falta añadir un poco de brotes tiernos o la mezcla de lechugas escogida al bocadillo y está listo. Acompañamos con las patatas fritas o lo que prefiráis.

¡LISTOOOO! Delicioso, ¡A COMEEEEEEEEEER!




Recomendaciones:
 · Como siempre, podéis variar las cantidades de especias o prescindir de algunas (sin picante, con una pizca de orégano, de albahaca...)
 · Podéis probar también con carne picada de cerdo, mixta...
 · Modificad la receta a vuestro gusto, la diversión solo acaba de empezar ;)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...